GYM ⭐⭐⭐⭐⭐
GYM ⭐⭐⭐⭐⭐

¿Qué aporta en realidad este concepto?

 

A estas alturas, ya todas sabemos que para practicar hábitos de vida saludable, el ejercicio físico con regularidad es fundamental, dado que es una de las piedras angulares en las que nos debemos apoyar para conseguirlo. No obstante, a la hora de poner en marcha una rutina deportiva de forma sostenible en el tiempo, la cosa ya se le complica a muchas féminas... 
Por lo que inscribirse en un gimnasio o centro de entrenamiento se presenta como una de las opciones más eficiente que pueden disponer muchas mujeres con inquietudes pro saludables, incluso antes de entrenar por su propia cuenta, aunque sea por medio de la ayuda de vídeos colgados en las redes sociales de alguna famosa youtuber o instagramer.
Asimismo, aunque ya no estamos en la década de los 90 y la "Gimtimidación masculina" a disminuido considerablemente, lo cierto es que varios estudios de mercado del sector del fitness, arrojan que todavía existe en proporciones incomodas para la mayoría de nosotras.

¿Por qué un sistema de entrenamiento diseñado para la mujer?

A simple vista, obviamente es fácil identificar que el físico masculino es totalmente distinto al de una mujer, al igual y de forma genérica, que lo son también los procesos metabólicos que existen entre ambos géneros. No obstante, si nos ponemos a analizar de forma más específica y nos referimos a los ciclos hormonales nnaturales en nosotras, ya si que no hablamos de que somos como planetas diferentes, sino dos galaxias divergentes.
Esta variante hormonal, produce que los grupos musculares a fortalecer para las mujeres sean distintos a los de los hombres, dado que las zonas corporales donde se acumula la grasa no son las mismas en un cuerpo femenino que en uno masculino.
Además, nosotras sufrimos una serie de factores biológicos que alteran nuestro metabolismo, como son el ciclo menstrual, el embarazo o la menopausia, cada una con sus diferentes efectos para el físico femenino, como la retención de líquidos, el hinchazón de abdomen, el aumento del tamaño del pecho, el debilitamiento del suelo pélvico, entre otros...

CERCANÍA PSICOLÓGICA:
No es una mentira, decir que por lo general, las motivaciones personales entre ambos sexos suelen ser diferentes, pues por simple lógica, también lo serán los retos a nivel psíquico-deportivos.

AMBIENTE RELAJADO: 

¡¡Simplemente menos testosterona!!

Nuestro cuerpo también dispone de ella, pero en menor medida. Dando lugar a un entorno más distendido y menos competitivo. No significa que erradiquemos la competitividad por completo, sino la fomentamos de forma más armónica e imperando un estilo más colaborativo. 

 

Versión para imprimir | Mapa del sitio
Delgares Sport y Tecnology S.L

Llamar

E-mail

Cómo llegar